Estaciones de servicio

Pocos litros y precios mucho más caros

En la única estación de servicio de bandera blanca de la ciudad de Río Tercero vendían ayer los últimos litros de combustible que le quedaban