No dan con la banda de Nueva Córdoba y analizan una recompensa

Hay un prófugo: se llama Ariel Eduardo Gramajo, fue filmado al momento del robo, tiene pedido de captura, pero no dan con él.

A un día de cumplirse dos semanas del sangriento asalto en el edificio de barrio Nueva Córdoba, donde hubo tres muertos, la investigación no depara avances concretos, por ahora.

Hay un prófugo: se llama Ariel Eduardo Gramajo, fue filmado al momento del robo, tiene pedido de captura, pero no dan con él.

A su casa no volvió, no fue más a los lugares que frecuentaba y su paradero (se cree que está en Córdoba) es aún un misterio.

Diego Hak, secretario de Seguridad de la Provincia, confirmó ayer que se analiza un ofrecimiento de recompensa a la población para quien aporte datos concretos sobre el fugitivo (podría extenderse al resto de los sospechosos). La decisión final la tiene que dar el fiscal de la causa, Rubén Caro. El funcionario judicial no se decide.

El golpe comando en el edificio de calle Rondeau 84 ocurrió el viernes 16 a la madrugada. Murieron baleados el policía Franco Ferraro y los asaltantes Ricardo Serravalle y Ricardo Hidalgo.

El fiscal tiene dos detenidos: Diego Tremarchi –capturado herido en flagrancia– y su tía abuela, Teresa Mitre, sospechada de haber sido la supuesta “entregadora”.

De los prófugos sólo está identificado y con pedido de captura el propio Gramajo. El resto de la banda, por ahora, está sin identificar.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 01/03/2018 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición pdf para leerlo igual que en el papel.
Comentá esta nota