"Gracias", el mensaje del carnicero de Zárate al jurado que lo absolvió

LIBRE. El carnicero Daniel Oyarzún junto a su hija Brisa, al salir de los tribunales (Clarín/David Fernández).

El jurado no lo encontró culpable por la muerte de un ladrón.

Daniel "Billy" Oyarzún, el carnicero de Zárate (Buenos Aires), celebró el fallo. El jurado popular lo absolvió por la muerte de Brian González (24), en un hecho ocurrido el 13 de septiembre de 2016. 

"Nosotros encontramos al imputado no culpable, por haber actuado en legítima defensa”, fue la lectura del veredicto. 

Así, el carnicero de Zárate quedó absuelto después de a haber atropellado y matado al delincuente.

“Gracias”, gritó Oyarzún.

Entre lágrimas de alivio logró salir de la sala. Sus familiares festejaban, lloraban y se abrazaban.

“Yo sabía que era inocente, estoy muy agradecido. Mi vida va a seguir siendo criar a mi hija, con mi familia y trabajando. Laburar, laburar y laburar para volver a tener mi carnicería, que es mi sueño. Me queda tristeza, yo nunca fui un justiciero, siempre fui un laburador”, dijo Oyarzún en la puerta de los Tribunales de Campana.

“Vamos a salir adelante como salimos siempre”, gritaba de fondo Brisa, su hija, que el 29 de septiembre cumplirá los 15 años.

"Zárate te apoya" y "Billy libre", fueron algunos de los mensajes desplegados en banderas y cartulinas, revela Clarín.

"Tengo que enfocarme de acá en adelante para rehacer mi vida", adelantó. Su deseo es reabrir la carnicería que tuvo que cerrar hace cuatro meses. Desde ese entonces, trabaja en un frigorífico con un exproveedor de su local.

La absolución se conoció el mismo día que se cumplían dos años del mediodía trágico en el que Oyarzún persiguió y atropelló a González.

Para la familia del asaltante, la jornada de este jueves fue tan dura como aquel 13 de septiembre de 2016. “Lo único que nos quedaba era tener justicia”, dijeron a sus abogados después del juicio.

Los jurados tardaron casi tres horas en deliberar y tomar la decisión de absolver a Oyarzún.

El abogado de la querella había pedido en sus alegatos que Oyarzún fuera condenado por homicidio simple, un delito que prevé una pena de 8 a 25 años. El fiscal José Luis Castaño había optado por una alternativa intermedia, el exceso en legítima defensa, que le hubiera implicado al carnicero una pena de 1 a 5 años. Finalmente el jurado decidió que quedara libre. El fallo no se puede apelar. 

Más de Sucesos

Las rutas siguen sumando dramas de tránsito

(Archivo/La Voz)

Comentá esta nota