Una por una, las siete causas que más comprometen a Cristina Fernández

Con banca. El Senado, por ahora, bloquea el desafuero de la expresidenta. (Télam)

El 26 de febrero, la exmandataria tendrá el primer juicio oral. Será en una causa en la que se investigan contratos de obras públicas adjudicados al empresario Lázaro Báez. El frente judicial es mucho más amplio y complejo.  

* Este contenido estuvo inicialmente disponible sólo para nuestros suscriptores. ¡Sumate!

El fiscal ante la Cámara de Apelaciones, Germán Moldes, respaldó el procesamiento con prisión preventiva que el juez Claudio Bonadio le dictó el 17 de septiembre a Cristina Fernández en la llamada “causa de los cuadernos”. Ahora la Cámara deberá resolver si deja firme ese y el resto de los 41 procesamientos o hace lugar a las apelaciones de la defensa de los imputados, a quienes el juez acusa de integrar una “asociación ilícita”.

La causa de los cuadernos es uno de los varios frentes judiciales que se le abrieron a Cristina Fernández después de dejar la presidencia en diciembre de 2015. Pero son unas cuantas más la causas que comprometen a la expresidenta, y en varias de ellas tiene pedidos de prisión preventiva que no se ejecutan porque la actual senadora tiene fueros parlamentarios. Las siguientes son las causas más complicadas que enfrenta Fernández de Kirchner: 

Obra Pública. El 26 de febrero empezará el primer juicio oral contra Cristina Fernández. Está acusada por asociación ilícita y fraude, junto con el empresario Lázaro Báez. El juez Julián Ercolini acusó a la exmandataria de organizar una estructura que benefició al empresario con 52 contratos de obras viales. Máximo y Florencia Kirchner también estarán en el llamado “banquillo de los acusados”.

Los Sauces. Este expediente estuvo a cargo del juez Julián Ercolini y días atrás cerró la investigación. Solo falta que se ponga la fecha para el inicio del juicio oral. Se investiga a Cristina Fernández, a los empresarios Báez y Cristóbal López, y al exministro Julio De Vido, sospechados de los delitos de “asociación ilícita, lavado de dinero y dádivas”. El juez entiende que hubo un acuerdo para el alquiler de propiedades por parte de los empresarios, a cambio de favores en el otorgamiento de obras públicas.

Hotesur. También actuó Ercolini. Cristina Fernández y sus hijos Máximo y Florencia fueron procesados por el delito de “lavado de activos”, que se habría ejecutado mediante un fingido alquiler de hoteles, maniobra que, según la acusación, permitía ocultar dineros en negro. Los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López también fueron procesados en esta causa.

Dólar futuro. Aquí la exmandataria también fue procesada por Bonadio y la causa está a la espera de que se fije la fecha del juicio oral, estimada para el primer semestre de 2019. Cristina Fernández está acusada del delito de “administración infiel” en perjuicio del Estado. El juez cuestionó la venta de dólar a futuro, en una causa en la que también fueron procesados el exministro Axel Kicillof y el extitular del Banco Central Alejandro Vanoli.

Memorandum con Irán. Otra causa a cargo de Bonadio. Cristina Fernández está procesada y con pedido de prisión preventiva que no se hizo efectivo por los fueros parlamentarios de la exmandataria, ahora senadora nacional. La exmandataria, junto con Héctor Timerman, entre otros, fue acusada de firmar un acuerdo con Irán, que implicó, según el juez, encubrir a los iraníes sospechados de participar del atentado a la AMIA. Bonadio también la había acusado por “traición a la patria”, imputación que fue descartada en instancias de apelación. El expediente espera ser llevado a juicio oral.

Lavado de dinero. Cristina Fernández prestó declaración indagatoria en septiembre ante el juez federal Sebastián Casanello, en una causa en la que se investiga el delito de “lavado de dinero”. El juicio oral por este caso empezará el próximo 30 de octubre, y entre los varios imputados están el empresario Lázaro Báez y el lobista Leonardo Fariña. “Jamás tuve cuentas bancarias no declaradas o en el extranjero”, afirmó Cristina Fernández en su indagatoria. Casanello aún no ha decidido su situación procesal.

Comentá esta nota