Los festivales de la ciudad ya son una marca registrada de Córdoba

La capital social promociona sus fiestas públicas, que nos reúnen y “nos hacen miles” gracias al trabajo en red entre la Municipalidad de Córdoba y las organizaciones sociales.

Los cordobeses celebramos diariamente la felicidad, porque el humor cordobés no es otra cosa que esa marca a fuego de nuestra alegría rebelde. La historia lo dice en alguna parte. Porque necesitamos espacios donde encontrarnos con otros para compartirla, la Municipalidad de Córdoba promueve festivales que van ganando en conciencia urbana y participación, sumando el esfuerzo de las organizaciones sociales. 

El Festival Mundial del Humor y el Choripán nació a través de una convocatoria municipal pública y abierta para los especialistas del rubro y restaurantes que agregaron a sus cartas sus versiones de autor. La respuesta fue masiva y trascendente, por muchas causas pero, principalmente, porque representó “sacar la mesa” fuera de nuestras casas y compartir el plato más social de todos. 

Este año se realizó la cuarta edición de aquel festival inicial y demostró, en sus dos jornadas, que lo propio resulta relevante y que puede transformarse en una “marca registrada” de la identidad ciudadana. Más de 80 mil asistentes se contabilizaron en esta oportunidad, lo que mantiene la tendencia de participación de entre 30 y 40 mil personas por jornada de festival.

En el transcurso de cada festival, participan alrededor de 50 carros que concentran las recetas del choripán clásico y sus versiones gourmet. Este último año, se incorporaron, además, las colectividades de residentes y otras ciudades invitadas, en la zona destinada al Choripán Mundial, lo que fortaleció el perfil de la ciudad como inclusiva y anfitriona. 

La ciudad de todos los pueblos

Esta ciudad concentra y convoca muy especialmente a los extranjeros que la eligieron como lugar para vivir y que hoy enriquecen la identidad cordobesa con sus culturas de origen en la capital social.

El Festival “Una ciudad, todos los pueblos” lleva ya cuatro puestas en escena a todo color, la última, con presencia de más de 57 mil vecinos. Desde el primer festival, participan anualmente cerca de 20 colectividades, no siempre las mismas, y, entre números de escenario y desfiles callejeros, más de 40 grupos artísticos por año. En las cuatro ediciones, se suman más de 50 organizaciones de inmigrantes que representan a tres continentes: América, Asia y Europa.

Además, en el parque Sarmiento, se instalan más de 250 metros lineales de carpa y se venden más de 100 platos típicos por stand. A diferencia de otras ferias dedicadas a reunir a colectividades, los stands son gratuitos para cada una de las representaciones participantes. 

Los migrantes residentes en la ciudad son más de 100 mil,y si se suman todas las instituciones creadas por inmigrantes, se pueden contar hoy más de 300 mil cordobeses. Comparten con nosotros desde la primera generación nacida en Argentina hasta la sexta o séptima, situación particular que resulta con descendientes de italianos y españoles que llegaron a la Argentina entre 1850 y 1870. Los italianos y españoles con doble ciudadanía en la ciudad de Córdoba son más 80 mil personas.

La alegría no tiene fin

Al igual que los otros festivales cordobeses, los carnavales comunitarios que apoya y gestiona la Municipalidad de Córdoba evidencian el trabajo con organizaciones sociales para reunir a los vecinos en torno a la identidad de sus barrios. El último ciclo de carnavales comunitarios convocó a más de 61 mil cordobeses, que se vieron representados por cada una de las agrupaciones barriales que participan año tras año. 

La actividad forma parte del programa del Fondo de Fortalecimiento a los Festejos Comunitarios de Carnaval creado a través de la ordenanza 12.500 y que convoca proyectos para conformar la programación anual de carnavales con amplia participación de la comunidad y fuerte impacto social en todo el mapa urbano.  

En otro orden, los carnavales comunitarios de la ciudad de Córdoba ayudaron a transformar  la “fisonomía” de la temporada turística estival y romper con la estacionalidad del turismo. Hoy por hoy, el fin de semana largo correspondiente a los feriados por Carnaval atrae tantos turistas como la Semana Santa. 

Los últimos datos de ocupación hotelera registrados por el Observatorio Turístico de la Municipalidad de Córdoba durante el fin de semana largo de Carnaval mostraron un total de 89,8 por ciento de ocupación, con un promedio de pernoctación de dos jornadas y una cantidad estimada de 14.264 turistas alojados. 

Comentá esta nota