SA

Sanatorio Allende

Sanatorio Allende es una de las 10 instituciones polivalentes más grandes y respetadas de Argentina, con casi 80 años de sólida trayectoria. Integra atención médica de excelencia, investigación científica, moderna infraestructura y tecnología de avanzada.

ESPACIO DE MARCA
¿Qué es esto?

¿Qué se puede hacer con las várices?

Desde Sanatorio Allende te contamos cómo tratarlas de acuerdo a su localización y evolución. No te quedes en la superficie, y aprovechá el comienzo de la mejor época del año para tratar este molesto problema.

Más allá de representar una preocupación estética, las várices son la manifestación externa de una insuficiencia venosa crónica, la cual se presenta con mayor incidencia en las mujeres dado que las hormonas femeninas generan más fragilidad en la pared venosa. Las várices son venas que se dilatan y “ondulan” debido a alteraciones en nuestro aparato circulatorio, y pueden tener diferentes tamaños: desde pequeñas arañitas hasta cordones varicosos de centímetros de diámetro. La importancia de la enfermedad venosa radica en la afectación que genera en la calidad de vida, ya sea desde una disconformidad estético-visual hasta lesiones en las piernas, tales como úlceras venosas.

Los principales factores de riesgo son la herencia (existe un 90% de probabilidad de tener várices si ambos padres las tienen), los tratamientos hormonales (estrógenos y progesterona), el sedentarismo, la obesidad y los embarazos.

Este fallo en el retorno venoso se manifiesta con pesadez, cansancio, dolor, enrojecimiento, calambres e hinchazón en las piernas, presentándose estos signos con mayor frecuencia en épocas de calor dado que las altas temperaturas generan un fenómeno de vasodilatación de las venas.

Frente a la aparición de várices, la primera pregunta que surge en los pacientes es: ¿cómo puedo tratarlas? Las arañitas, manifestación más temprana de la enfermedad, requieren de un diagnóstico clínico especializado. Su tratamiento puede realizarse en la misma consulta médica de manera ambulatoria, sin cirugía, y con la utilización de tecnología adecuada para fotocoagulación láser y escleroterapia. La luz intensa del láser genera calor, coagulando las arañitas sin afectar los tejidos circundantes. Por su parte, la escleroterapia consiste en inyectar una solución dentro de la vena que provocará que ésta colapse, se cierre y luego desaparezca. Dependiendo del tipo y color de arañita que el paciente tenga (rojas o azules, por ejemplo) es el tratamiento que se realizará. 

Las várices son venas que se dilatan a causa de alteraciones en nuestro aparato circulatorio. (Sanatorio Allende)

Las várices son venas que se dilatan a causa de alteraciones en nuestro aparato circulatorio. (Sanatorio Allende)

Ya sea láser transdérmico, escleroterapia o ambos al mismo tiempo, el tratamiento es ambulatorio, no invasivo, indoloro, y permite continuar con las actividades habituales luego del mismo.

Las sesiones se realizarán cada 7 a 15 días, teniendo en cuenta ciertos cuidados mínimos como, por ejemplo, evitar la exposición solar.

El tratamiento suele ser clínico y está dirigido a reducir complicaciones como trombosis o flebitis. (Sanatorio Allende)

El tratamiento suele ser clínico y está dirigido a reducir complicaciones como trombosis o flebitis. (Sanatorio Allende)

En la mayoría de los casos, el tratamiento suele ser clínico y está dirigido a reducir síntomas y prevenir complicaciones, tales como trombosis o flebitis. Sin embargo, cuando la enfermedad presenta mayor tiempo de evolución y el paciente tiene cordones varicosos, el empleo de ecografía doppler permite un diagnóstico preciso que posibilita programar la mejor estrategia terapéutica. Siguiendo la tendencia mundial, en la que los tratamientos son mínimamente invasivos y aceleran la reincorporación del paciente a sus tareas habituales, en Sanatorio Allende disponemos de una novedosa tecnología láser que, mediante zondas milimétricas guiadas por ultrasonido, logra limitar selectivamente el flujo de sangre de la várice y eliminarla. Este tratamiento permite una rápida deambulación, sin requerir internación y garantizando una mejoría médica y estética sin cicatrices.

La eleccción del tratamiento adecuado dependerá de la edad del paciente, localización de las várices, evolución y factores de riesgo. (Sanatorio Allende)

La eleccción del tratamiento adecuado dependerá de la edad del paciente, localización de las várices, evolución y factores de riesgo. (Sanatorio Allende)
 

La mejor época del año para el tratamiento es entre abril y noviembre, momento en el cual los pacientes experimentan menor sintomatología y exposición al sol.

En los casos en los que el paciente sufra de un grado avanzado de la enfermedad con várices de gran tamaño y úlceras venosas puede ser necesaria una cirugía, la cual debe ser efectuada por cirujanos vasculares con experiencia en cirugía venosa compleja.  

La elección del tratamiento adecuado dependerá de la edad del paciente, la localización de las várices, su evolución y la presencia de factores de riesgo. De todas formas, tal como comentamos al comienzo, la enfermedad venosa es crónica, razón por la que, si bien cuando se comienza un tratamiento para combatir várices se busca tratar una vena en particular, no es posible predecir si las venas adyacentes se enfermarán o no. 

Conductas a tener en cuenta para prevenir la aparición de las várices. (Sanatorio Allende)

Conductas a tener en cuenta para prevenir la aparición de las várices. (Sanatorio Allende)

El éxito del tratamiento a largo plazo no sólo dependerá de su correcta elección y realización, sino también de que el paciente disponga de la información completa sobre factores de riesgo y conductas por seguir. 

El jueves 19 de abril, el Servicio de Cirugía Vascular y Flebología de Sanatorio Allende brindará una charla informativa a la comunidad, libre y gratuita, sobre Trastornos Varicosos de 18 a 19. Para más información http://www.sanatorioallende.com/web/ES/charla_sobre_trastornos_varicosos.aspx

Comentá esta nota