Código Rojo

Las calles del miedo

Hace tiempo que las calles dejaron de ser nuestras. Ahora son de sombras que acechan en cualquier momento y lugar. Un sondeo oficial de victimización en córdoba señala que 7 de cada 10 personas temen terminar con un arma apuntándoles. 

El espanto tras el espanto

Los ataques sexuales que terminaron en crímenes en Córdoba son calcados. Basta con escarbar y salen uno tras otro. Pasan los años y los prejuicios y patrones machistas perduran. La culpa es de los lobos sueltos, no de sus víctimas.

Córdoba “enfierrada”

Hoy, en Córdoba, cualquiera se mueve con un “fierro”: desde el matón más pesado hasta el pibe que hace carrera en el delito. Si bien se incautan algunas armas en las calles, no se investiga en serio para desmantelar las redes que las venden. 

De morbo, fotos y doble moral

Las imágenes paralizaban. Allí, en medio de un moderado desorden tras el brutal ataque, yacía el cuerpo de la víctima. Allí estaba, inerte, con el espanto grabado en sus ojos, con las manos rígidas tras intentar defenderse en vano del homicida.