Río Cuarto: confuso episodio tras denuncias cruzadas tras un aborto

Un médico dijo haber recibido a una mujer “con una metrorragia”, acompañada por su hermana. Luego se presentó el marido y comenzó a agredir a la paciente y a insultar al médico que llamó a la Policía. Pero al día siguiente resultó denunciado él. 

Un episodio de violencia en un consultorio médico particular derivó en una investigación de presunto aborto clandestino en Río Cuarto. Según relató el médico Mariano Roldán Tafur, el lunes, a las 8, recibió a una mujer “con una metrorragia”, acompañada por su hermana. Luego se presentó una  persona que dijo ser el marido y comenzó a agredir a la paciente y a insultarlo.

El médico llamó a la Policía. Pero al día siguiente resultó denunciado él.

Quien dice ser el esposo de la mujer también es policía y este martes radicó una denuncia en la Unidad Judicial 1 que funciona en la Departamental Río Cuarto. Se investiga si el profesional practicó un aborto o intervino después de tal práctica, para salvar a la mujer.  

“Es mi deber como médico atender a toda paciente, sin saber qué se hizo o no se hizo”, dijo Tafur e insistió con que la paciente llegó a su consultorio con una hemorragia uterina y se retiró en perfecto estado.

En declaraciones a Quatro Televisión, Tafur aludió a la polémica por la legalización del aborto.

“Primero tienen que capacitar a los que están en el hospital; una superespecialidad que le garantice a la paciente el ciento por ciento de resultados, porque se pone en juego la vida (…). Eso tienen que pensar antes de promulgar la ley. (…) Si no, salen:´se murió la paciente porque no aguantó,´´tuvo mucha hemorragia´, ´ya vino en coma´. No es ese el caso”, cuestionó. 

Dijo que él trabajó en el hospital público en los 80 y  abrió su consultorio particular porque tiene una especialización hecha en Perú y un postgrado cursado en Inglaterra. “He salvado muchísimas vidas sin preguntar por qué lo hizo ni quién lo hizo (al aborto). He tenido pacientes con útero podrido, en el hospital le hubieran sacado el útero. Yo les he hecho un legrado y están vivas”, argumentó. 

En esta nota
Comentá esta nota