Para venir a estudiar a Córdoba, un universitario necesita $9.833 por mes

Lo más importante
  • Ese es el costo promedio que deberá afrontar este año un alumno de la UNC que llegue desde el interior de Córdoba o desde otra provincia, si comparte un departamento en Nueva Córdoba.
  • Si el estudiante vive solo, tiene auto, sale todos los fines de semana o asiste a una universidad privada, los gastos por mes crecen significativamente.

Haciendo malabares. Esa será la fórmula para llegar a fin de mes que muchos estudiantes universitarios deberán poner en práctica este año cuando desembarquen en la Capital para cursar una carrera, ya sea viniendo desde el interior de Córdoba o desde otra provincia. Y aquellos que lleguen con sus bolsillos más holgados también deberán cuidar sus gastos, ya que la inmensa mayoría de los rubros que integran la canasta universitaria experimentaron incrementos importantes respecto del año pasado. Por mes, y en promedio, cada alumno deberá contar, al menos, con 9.833 pesos para vivir en la Docta.

El dato considera el costo de vida promedio de un alumno de una universidad pública que comparta con un compañero un departamento alquilado en Nueva Córdoba. El cálculo fue elaborado por este diario sobre la base de un informe del Instituto de Estadísticas de la Defensoría del Pueblo de Córdoba (Inedep), cotejado luego con la Cámara de Corredores Inmobiliarios de la Provincia y con el Centro de Almaceneros.

Esos costos pueden variar en más o en menos si se ajustan o se relajan los distintos ítems que integran la canasta de los universitarios: vivienda, alimentación, higiene, esparcimiento y vestimenta. Vamos por partes.

Por el ascensor

Sin dudas, el alquiler se lleva la mayor parte del gasto mensual. En promedio, un departamento de un dormitorio en Nueva Córdoba se alquila hoy por 6.000 ó 6.300 pesos, con expensas de 1.800 e impuestos de 1.245. Si se suman los productos para la limpieza de la vivienda (unos 173 pesos), el total arroja 9.218 pesos, que divididos en dos se reducen a 4.609 pesos por mes.

La oferta en Córdoba capital, por suerte, es variada. En barrios cercanos a Ciudad Universitaria –Iponá, Jardín, Güemes y Alberdi– se consiguen precios más económicos. El alquiler promedio en esas zonas ronda los 5.200 pesos, con expensas en torno a los 1.000. “Alojarse en esos barrios cuesta un 23 por ciento menos que en Nueva Córdoba –explicó Verónica Fernández, subdirectora del Inedep–. Para ahorrar, cada vez más estudiantes se movilizan a esos sectores. Y siempre queda la opción de la residencia universitaria”.

Por su parte, Martín Dahan, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios, recomendó a los padres distintos criterios de selección. En barrios como Alberdi, hay edificios de tres pisos sin gastos de mantenimiento de ascensor, por ejemplo. En lugar de porteros se contratan empresas de limpieza y eso reduce el valor de las expensas. Si el edificio tiene varios años, baja la valuación fiscal y por lo tanto los impuestos. Los contrafrentes –que no dan a la calle– y los primeros pisos también economizan los costos de alquiler.

Dahan calculó que, en un año, los alquileres aumentaron 25 por ciento, sin contar la escalada de precios de estos últimos dos meses. “Hoy, un departamento en Nueva Córdoba, bien ubicado, está en 7.000 pesos”, aclaró el corredor.

Comer, vestirse y más

Mantener bien nutrido a un estudiante también se lleva una buena parte del gasto. Un cálculo realizado por el Centro de Almaceneros de Córdoba estimó en 2.830 pesos el costo mensual en alimentos y bebidas –sin incluir las alcohólicas– por alumno.

“El costo de la canasta básica alimentaria cerró en diciembre pasado en 3.243 pesos, un 23,33 por ciento más que en 2016. Los estudiantes suelen consumir menos carne y la suplantan por hidratos de carbono, con lo cual los gastos pueden disminuir”, indicó Vanesa Ruiz, vocera de los almaceneros.

Ese ítem puede variar, primero porque los jóvenes son grandes buscadores de ofertas. Por caso, el menú en el Comedor Universitario de la UNC cerró en cuatro pesos el año pasado. Otra opción, comer en un bar de la Universidad Católica de Córdoba promedia los 80 pesos; en un restaurante del centro, 90; y en uno de comidas rápidas, 145.

También se calcularon los gastos en productos de higiene personal, fotocopias –con un promedio de 200 mensuales doble faz–, abono de celular con internet, una salida al cine y otra a un boliche, y vestimenta. No se tuvo en cuenta el gasto en transporte, porque se consideró el uso del boleto educativo gratuito (BEG).

Cuatro perfiles

La Defensoría del Pueblo estableció cuatro perfiles de consumo entre los universitarios cordobeses. El más económico es el de un estudiante que viva en una residencia, compartiendo una habitación con otras dos personas. Suele cenar y reunirse con amigos en el mismo lugar donde habita. Por mes, gasta unos 7.000 pesos.

El segundo perfil de consumo es el de aquel estudiante que comparte un departamento con un compañero y asiste a una universidad pública. Por ser la gran mayoría, fue la referencia utilizada para este informe. Necesita casi 10.000 pesos mensuales.

El tercero caracteriza a aquel joven que vive solo en un departamento en Nueva Córdoba y gasta más en esparcimiento. En total, requiere casi 17.000 pesos por mes.

Finalmente, el cuarto perfil define a los alumnos que asisten a universidades privadas, que no utilizan el boleto gratuito, que gastan mucho más en salidas, gimnasio y vestimenta. También tienen un mayor gasto en servicios, como internet wifi, televisión por cable y celular con abono. Sus gastos mensuales rondan los 30.000 pesos.

“Existe una brecha muy grande entre quienes viven en residencias universitarias y aquellos que asisten a universidades privadas. En estas últimas, las cuotas aumentaron un 46,59 por ciento en un año y el valor promedio fue de 7.243 pesos”, agregó Fernández.

El “achique” llegará este año para todos los bolsillos, destacan los especialistas. Así, habrá que ajustarse el cinturón para poder llegar a los finales de diciembre.

TE PUEDE INTERESAR. "Buscamos ofertas y nos ajustamos en las salidas"

En qué rubros se pueden ajustar algunos gastos

Opciones en alquileres, transporte y alimentación.

Los alquileres en los barrios aledaños a Ciudad Universitaria –Iponá, Jardín, Güemes, Centro y Alberdi– cuestan un 23 por ciento menos que en Nueva Córdoba.

A la hora de elegir, tener en cuenta el costo de las expensas, si hay portero en lugar de una empresa de limpieza, seguridad y si el departamento es contrafrente.

Los gastos de transporte y comida también se pueden reducir. El menú del Comedor Universitario cerró en apenas $ 4 el año pasado. Y el boleto educativo gratuito es de gran ayuda para alumnos de facultades públicas.

Programas de becas para estudiantes

La oferta en la UNC y en universidades privadas

La UNC cuenta con el Programa de Becas para Ingresantes. Consiste en una ayuda económica de 11 cuotas mensuales (desde el 1° de febrero hasta el 31 de diciembre) y el material del curso de ingreso. También se puede obtener el carnet del Plan de Salud “Pasos”, la Beca de Comedor y de Deportes.

La universidades privadas también tienen planes de becas para alumnos, con descuentos que van del 15% al 30% sobre el valor de las cuotas. La mayoría de las veces, la continuidad de las becas está relacionado al desempeño académico de los estudiantes.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 14/01/2018 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Documentos para descargar
Comentá esta nota