Histórico lanzamiento de un cohete reutilizable

La empresa SpaceX lanzó un cohete para colocar en órbita 11 satélites y logró un regresar a Tierra por primera vez. Hace seis meses había sufrido un accidente.

Un cohete Falcon 9 de la empresa estadounidense SpaceX logró por primera vez el aterrizaje suave de un lanzador espacial tras enviar a órbita su carga.

La hazaña ocurrió esta madrugada en la base espacial de Cabo Cañaveral (Florida, EE UU). “Creo que es un momento revolucionario. Nadie ha logrado traer intacto un lanzador de tipo orbital”, señaló el director de la compañía, Elon Musk.

Fue su primera misión desde el accidente de mediados de año. Ayer logró despachar en el espacio 11 satélites y retornar a la Tierra su lanzador de 70 metros de altura (o 15 pisos).

Es la primera vez que un cohete no tripulado regresa para aterrizar verticalmente en Cabo Cañaveral y representa un tremendo éxito para SpaceX.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=ZCBE8ocOkAQ&feature=youtu.be]

Bajar los costos

La compañía encabezada por el multimillonario Elon Musk está esforzándose para lograr que las piezas sean reutilizables, con el fin de reducir costos de lanzamiento y abrir el espacio a más personas.

Los Falcon9 realizaron dos intentos previos de descenso tras la puesta en órbita de la carga, pero en ambas ocasiones (en enero y en abril de este año) el blanco era una plataforma flotante situada en el Atlántico y las dos veces el cohete llegó con demasiada velocidad y se destruyó.

La construcción de un cohete Falcon 9 cuesta 16 millones de dólares y el combustible solo 200 mil dólares. "Esto significa que la reducción potencial de coste a largo plazo probablemente es superior a un factor 100", señaló Musk, según informa Space.com.

En noviembre, la empresa Blue Origin, de Jeff Bezos, había logrado un aterrizaje similar de su lanzador suborbital New Shepard.

DESPEGUE. El lanzamiento del cohete entre los colores del estado de Florida. (AP)

DESPEGUE. El lanzamiento del cohete entre los colores del estado de Florida. (AP)

Contrato privado

El 28 de junio un cohete de SpaceX estalló y se destruyó, cuando llevaba suministros a la Estación Espacial Internacional (EEI).

La empresa de Musk tiene un contrato con la Nasa para 12 lanzamientos y 1.600 millones de dólares con la nave de carga Dragon para llevar suministros a la EEI.

Tiene previsto lanzar más de una docena de cohetes Falcon 9 en 2016 y Musk no descarta que alguno utilice una primera etapa que se haya utilizado previamente en otro despegue.

 

Comentá esta nota